© 2018 por José Luis Bustamante

diseño web: www.eduardoarenas.com.mx

Contacto

Envía un mensaje y recibe noticias frescas y pintorescas
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
 

JOSÉ LUÍS BUSTAMANTE RECIBIÓ LA BECA POLLOCK-KRASNE

por Raquel Tibol

Una de las becas más prestigiadas en los Estados Unidos es la Pollock-Krasner, la cual se dedica generalmente al arte abstracto. Para el periodo 2006/2007, esta se entregó a José Luis Bustamante, pintor que nació en la ciudad de México en 1955, estudio en laEscuela de Nacional de Artes Plásticas (ENAP) de la UNAM (1970-1974) e inicio su práctica profesional en 1980, cuando fue ayudante de Vlady durante el trabajo realizado en lo grandes y complejos murales de la Biblioteca Lerdo de Tejada. Su percepción estética se amplió gracias a estancias prolongadas en República Dominicana y otras más cortas en Nueva York, y en Barcelona. Trabajador intenso y disciplinado, tiene unas setenta exposiciones individuales.
En el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguerez, presento de julio a octubre de 2007-21 pinturas de gran formato realizadas con el sustento de la beca. En estas cuatro series de pinturas, Retablos contemporáneos, Escrituras del sol, Barcelona, y Ancestral, lo cual demuestra una acumulación
previa de valores perceptibles tanto en lo compositivo, lo cromático, lo lumínico, y también en lo significativo y lo simbólico. La cuestión morfológica ocupa un sitio sobresaliente en los afanes de Bustamante, por ello suele superponer planos para allegarse racionalmente a problemas que desembocan siempre en raudales liricos que eluden sensaciones puramente ornamentales. La racionalidad, con sus exigencias prácticas, se sustenta, en los materiales y la técnica; el lirismo le debe su misterio a gestualidades, a escurridos, a líneas que imponen sus protagonismos.
En estas series José Luis Bustamante ha sabido establecer sus propias convenciones, sus propias categorías, con la destreza y habilidad que da un largo desplazamiento hacia la madurez.
Otro importante aspecto en la producción artística de José Luis Bustamante son tres carpetas de obra grafica, trabajadas entre 2004 y 2006 e impresas en Madrid, España, por la editora Arte y Naturaleza: También se ha ejercitado en la pintura monumental al realizar un mural en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba.
( Fragmento ) Revista Artes de México

Raquel Tibol Historiadora y Crítica de Arte. 

                   México D.F. 2007

 

PINTURAS PARA UN RETABLO CONTEMPORANEO

por Raquel Tibol

La serie de la pinturas que José Luis Bustamante ha denominado Retablos Contemporáneos nos remite al fondo de oro de los mosaicos y libros iluminados del arte bizantino y a los planos dorados de la pintura gótica, en muros, en cuadros, que ignoraba la perspectiva.
De aquellas formas de producción estética,  Bustamante recupera el dorado en oro de hoja para usarlo  como trasfondo recubierto con negros, rojos, azules, blancos, amarillos, ocres… Como un tesoro el dorado queda semioculto. Serán los impactos de luces naturales o artificiales los que le permitirán emitir rayos delatores de su presencia, la cual opera como un impulso liberador de cierta interioridad, juego óptico con suficiente  valor simbólico como para convertirse en metáfora de las profundidades sensibles de lo subjetivo y evocar a la vez una naturaleza sublimada , no  sujeta  a la percepción de los sentidos sino a una necesidad espiritual de grandeza.
Perspectivas que se suceden persiguiendo claridades inalcanzables, fuegos que invaden altares de devoción  o sacrificio, sucesión de planos capaces de atrapar los ritmos del espacio.
José Luis Bustamante no ata, desencadena con refinamiento fenómenos de la materia plástica y de la forma compuesta intuitivamente, e incita así al contemplador a asociar lo pictóricamente visible con una naturaleza tan irreal como románticamente imaginada. Es su manera de sentir y entender el quehacer creativo.
Combina colores, texturas, incisiones, chorreados y frotes como, fragmentos de una totalidad expresada sucesivamente, como si cada tela o cada tabla debieran imaginarse, al fin, a un retablo monumental e ilimitado, donde nadie podrá leer historia sagrada alguna porque no hubo intención de representarla. Tampoco son piezas sucesivas que deben ser armadas respondiendo a un sistema preestablecido. Quien desee asociarlas o complementarlas habrá de hacerlo con la misma efusividad y semejante sensualismo a los vertidos por el autor en acto de libertad y armonía.
Como otros colegas de la abstracción lírica y de la pintura-pintura,  José Luis Bustamante reivindica el papel de los sentidos, los suyos y los del observador, y, en consecuencia, convoca a concentrarlos  en la percepción, dispersarlos en la experiencia compartida, probarlos en el desinterés material del goce estético.


 

Raquel Tibol Historiadora y Crítica de Arte. 

                   México D.F. 1999