© 2018 por José Luis Bustamante

diseño web: www.eduardoarenas.com.mx

Contacto

Envía un mensaje y recibe noticias frescas y pintorescas
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
 

A LA BUSQUEDA DE LA VERDAD

En la andadura artística del pintor mexicano José Luis Bustamante, hay un constante ordenado avance hacia la superación, especialmente a la búsqueda de una verdad que le satisfaga plenamente. Y como verdadero artista que es, esa satisfacción no habrá de llegar nunca, porque sabe que siempre hay algo más allá, diferente o similar, pero superior y cuanto más inalcanzable le parezca, más tratará de perseguirlo.
José Luis Bustamante estamos seguros que no se anquilosará porque ama el arte y por el arte mismo, esto no quiere decir en modo alguno, que el pintor trate de sorprendernos con cambios impactantes o se esfuerce en ser original. Toda su obra es un desarrollo natural y organizado de su evolución plástica; una etapa sigue a la otra sin saltos espectaculares, el concepto filosófico que hoy guía su paleta no es opuesto al que le presidió, ni habrá de diferirlo bruscamente del que le sigue.
Un ser que jamás elige el sendero fácil sino que camina entre obstáculos y dificultades y las vence gracias a su tesón y a su auténtica condición de artista. Quien le haya observado en sus diferentes etapas, a través de las exposiciones presentadas, habrá podido comprobar está inquieta, pero nerviosa actitud de crear sin imitarse a sí mismo, librándose de toda tentación de estancamiento, encerrándose en su propia conciencia, tras las nuevas  formas que puedan reflejar con un lenguaje, sus más íntimos estados espirituales y anímicos.
La actual pintura de Bustamante es el testimonio más convincente de ese carácter, de esa capacidad del pintor por librarse de todo lo que no sea reflejo de sus propias inquietudes, de sus más caras aspiraciones estéticas. Obras de generosas dimensiones, de concepción abstracta y en el que el denominador común es a nuestro juicio, su extraordinario lirismo.
Hay en todas ellas otro punto coincidente: las imágenes surgieron de los espacios como símbolo de composición. Existe un código en ellas que pueden descifrarse aunque para nosotros la verdadera explicación a lo que de secreto pudiera tener su pintura es el placer que nos produce contemplarlas. Claro está, no solo el lirismo es rasgo común en los cuadros, en todos ellos se observa una rítmica distribución de formas y una aparente sencillez, que esconde una misteriosa complejidad.
Un moderado uso de los colores, prácticamente todos sus cuadros son monocromáticos contribuye a que esas ”pinturas de silencio” sean realmente calladas, recogidas, intimas. En esas encantadoras pinturas de Bustamante ¡¡ cuánto dramatismo sereno logra con estos escasos recursos cromáticos!! Espacios y motivos dentro de una composición muy bien lograda y de limpieza de paleta que denota un depurado oficio.

María Ugarte

Historiadora y crítico de Arte Santo Domingo, Rep. Dominicana. 1990